Hablamos sobre la envidia, sobre como superarla y el concepto confuso de “envidia sana”.

El éxito de otra persona, más alegre que uno, mejor desarrollo económico, una familia estable, un mejor trabajo, etc., son algunas de las cosas que despiertan esos pensamientos que se tratan en este capítulo.

Por otro lado, ¿No es superior una persona más disciplinada, modesta y discreta que nosotros? ¿Porqué no nos cuesta aceptar que otro ser tiene más capital económico que nosotros pero nos cuesta tanto admitir que otro ser nos supera en capital humano o moral? ¿Habrá algo de vanidad envida o hipocresía en esto o sería diferente esa situación?