Se dice que amamos la vida, pero, ¿somos fieles a ese sentimiento? ¿es un amor honesto o falso? ¿es un amor profundo o superficial?

¿No deberíamos serle gratos a la muerte?

¿No resulta paradójico que el ser tenga miedo de la “nada” cuando muchas veces lo que quiere es la “nada”, el ocio, el descanso eterno?

¿Qué concepto de vida tenemos? ¿Qué es lo que nos hace querer vivir?

¿Hemos observado en seres próximos a su muerte la manifestación de un exaltado apego a la vida? ¿Por qué pensamos que esto ocurre? ¿Por qué no tomar a la muerte como un estímulo para vivir?

PODCAST REALIZADO EN VIVO Y CON PÚBLICO EN LA CASA DE RESIDENTES DE LAVALLEJA